About the Author: WhatsApp 829-533-2208

La Paternidad Le Ha Cambiado La Vida A Cosculluela


Si hay algo que le ha cambiado la vida al reguetonero Cosculluela, ha sido la llegada hace tres años y medio a su vida de su primogénito, José Fernando Cosculluela.

Tanto así que el artista reconoce que antes de hacer algo fuera de lugar o “maldades”, lo piensa dos veces por el amor incondicional que siente por su vástago y para servirle de ejemplo.

A sus 29 años de edad, el solista revela a Primera Hora que la paternidad lo ha transformado tanto que, pese a que su imagen y letras son fuertes e intimidantes, de cierta manera por pertenecer a un género un tanto rudo, su rol de papá lo convierte en un hombre tierno y dedicado a su cría.

“La paternidad me enfocó bien brutal. Es algo que me llegó en un momento perfecto y a la mamá (Anaira Meaux) del nene también. La paternidad me ayudó un montón a madurar. Mi hijo no fue un error ni na’, yo estaba buscándolo. Después que nació me casé. Ella es superbuena mamá, acho, me llevo superbién con ella y somos amigos antes que nada”, acota.

“Yo cogí otro enfoque cuando nació el nene, porque antes era tiraera (su estilo) y hablando malo. Cuando uno tiene un hijo lo piensa dos veces para hacer una maldad”, detalla.

Curiosamente, Cosculluela no desea que “mi hijo esté en la música. Además, sé que él va a ser mucho mejor que yo en lo que él haga”.

Cosculluela, que está divorciado de la madre de su chiquilín, mantiene una relación paternal con su hijo que describe como una de amigos, al punto que admite que “soy más infantil que él” al jugar.

Agrega que “él tiene unos guantes y yo tengo los míos y jugamos. También disfrutamos en el jacuzzi con Mr. Bubble hasta que salimos arrugados (ríe). Cuando yo lo tengo no se quiere ir de mi casa”.

Describe a su niño como uno que se porta bien, que es bien educado y pide las cosas con un por favor y da las gracias para todo.

“Él vive con la mamá y con la abuela. Él pide perdón por cualquier cosa. Cada vez se porta mejor, el bebo se porta bien, es un angelito. Le digo que lo voy a bañar y me dice que sí. Mejor no me pudo tocar, porque yo tengo panas que sus nenes se portan mal. A veces los padres dicen (al llamar a las madres de sus hijos): ‘Mira, ven a buscarlo porque se porta mal’, (pero eso no sucede con su José Fernando)”, sostiene “el Príncipe del Verso”, como también se le conoce.

Cuando se va de viaje por sus compromisos de trabajo, es cuando más extraña a su pequeño, por eso cuando regresa a Puerto Rico lo primero que hace es buscarlo y estar con él el tiempo que más pueda.

Lamenta, por cierto, que por sus viajes se pierde etapas y momentos especiales de su retoño. Pero, su tranquilidad es que “la mamá ha hecho un trabajo brutal con él. Me siento superbién porque la mamá lo lleva a la iglesia. Mi suegra (Adriana Passalacqua), que le sigo diciendo suegra, se desvive por él”.

Narra, emocionado, que cuando va al parque con su retoño, éste se lleva dos juguetes para jugar y compartir con cualquier otro niño que se encuentre en el lugar, aunque a veces los niños son crueles y no quieren jugar con él cuando les pregunta o los invita a compartir con él.

Una anécdota que ha querido compartir la voz de Prrrum es que “yo me despierto a las 10:00 de la mañana y el nene quiere estar despierto (antes de esa hora) porque quiere jugar en la sala Playstation o Wii. Él me dice ‘ya está de día’ y yo le digo ‘no vamos a jugar, vamos a dormir’, y se acuesta después de insistir. Al yo despertarme me mira porque ha estado despierto y me dice: ‘Me porté bien, vamos a jugar’, y, acho, yo derretido (lo complace)”.
Le dedica tema

En su álbum El príncipe dedica a su hijo el tema número siete, En ocasiones. José Fernando participa en la canción hablando y según su papá, “le da pachó oírse”. Sin embargo, cuando reconoce la voz de su padre en los temas se emociona.

Filed Under: Noticias De Reggaeton

Tags: