About the Author: WhatsApp 829-533-2208

Entrevista A De La Ghetto


Hace un mes y medio que el rapero De la Ghetto le guarda luto a su procreadora, a quien un cáncer en el hígado le arrebató la vida.
Pese al deceso de su mamá, el artista no ha parado de trabajar y asegura encontrarse más enfocado que nunca en su carrera.
Además, goza de una etapa musical y económica más madura. Se siente más disciplinado, como lo han estado Daddy Yankee y Wisin & Yandel, para llevar su música a otro nivel. Su madre, Migdalia Torres, falleció de cáncer en el hígado el 31 de diciembre de 2009 a los 56 años de edad, lo que sorprendió al artista, que no imaginaba lo avanzada que estaba su enfermedad.
Con el semblante relajado y con fortaleza en su alma, el reguetonero, de 26 años de edad, revela a el diario Primera Hora sentirse tranquilo porque su madre murió feliz al verlo realizado como cantante y porque sus otros dos hermanos se encaminaron en la vida.

Narra que el día que perdió a su mamá recibió una llamada de su hermana menor, María Cristina, quien le informó que su progenitora estaba vomitando mucha sangre. Como él se encontraba en el estudio de grabación con sus colegas J-King & Maximan, salió hacia el hospital y, al llegar, se topó con la ambulancia que llevaba a su mamá, por lo que pudo escuchar sus últimas palabras: “¿Cómo estás’?”. “Ella se murió contenta porque sus hijos salieron buenos. No salimos adictos ni estamos muertos. Yo me preocupaba más por mi abuela (Hermiña), porque yo juraba que ella se iba pa’ el 2001 y ya tiene 96 años. Ella es tremenda; todavía pelea”, expone sonriente. En este proceso de sanación en el que se encuentra, De la Ghetto asegura que está “más tranquilo y casero, porque, si no estoy en el estudio de grabación, estoy en mi casa frente a la playa en Isla Verde”. Tiempos difíciles A pesar de que no todo fue color de rosa en su familia, el artista describe a su mentora como “una mujer muy alegre”.
“Recuerdo cuando yo vivía con ella en La Perla, que había días que no había chavos pa’ comer ni había compra y ella iba al colmadito y cogía fiao y hacía la comida. Era una mujer bien motivadora y me ayudó mucho, aunque teníamos nuestras peleas como madre e hijo”. Curiosamente, Rafael Castillo, su nombre de pila, grabó hace más de un año el tema Solo y Vacío –actualmente en promoción– para su disco Masacre musical. En éste describe cómo se siente ahora, en cierta manera, por el deceso de quien le dio la vida.

Además, grabó una salsa que tituló Migdalia, dedicada a ella. Este tema no lo incluyó en Masacre musical, sino que lo hará en un próximo trabajo. “Mi may era bien salsera y yo bien rapper. Ella se encabro… conmigo porque quería que yo bailara salsa y tomara clases de salsa. Pero en la adolescencia me empezó a gustar la clásica”, relata. De las cosas que su madre le enseñó está desarrollar su instinto natural para descifrar las intenciones de las personas que llegan a su vida, tanto en el plano profesional como en el personal.

“Sé leer a las personas y saber cómo son y con qué intenciones vienen. Ella me enseñó a trabajar por lo que quiero. Ella siempre me decía: ‘Tú un día vas a hacer lo tuyo’, y pasó”, manifiesta el solista que luce un tatuaje que empieza en su brazo derecho y le atraviesa el pecho y parte de su brazo izquierdo con el nombre de su disco y con imágenes del arte japonés.

Filed Under: Noticias De Reggaeton

Tags: